Más reflexiones en cuarentena

Asumida la duración y la dureza de la cuarentena, seguimos buscando en las pequeñas acciones la forma de ser y sentirnos útiles. Porque si una cosa estamos aprendiendo, es que de esta tenemos que salir unidos (globalmente) unidos. ¿Cómo? Quien lo sepa, que tire la primera piedra. Nosotros, de momento, seguimos observando. Aquí van algunas de las cosas que hemos visto, nos encantaría saber qué ves tú:

  • Pequeño comercio. Pequeño, pero matón, como decimos siempre. Ese que se ha puesto las pilas de verdad, el que te lleva la compra a casa, la prepara para que la recojas y, sobre todo, sigue abierto al pie del cañón. Ese en el que quiero seguir comprando cuando todo esto pase.
  • Soberanía alimentaria. Sabemos que la mayor parte de la producción está fuera del país, cosas de la globalización. No entramos a juzgarlo, que nosotros también exportamos, y mucho, pero sí que nos hace pensar qué hubiera pasado si la producción alimentaria hubiera seguido el mismo camino…
  • Jerarquía de valores. Dicen que es en el momento en el que nos damos cuenta lo débiles que somos, cuando salen a la luz los valores imprescindibles. Tampoco hacía falta aprenderlo de esta manera, pero vamos, que nos está quedando claro.
  • … y de cosas. Una vez claros los valores, aparecen las necesidades materiales. Para uno serán las cosas útiles, otros necesitarán que también sean bellas, no lo sé Lo que sí que queda claro es qué estamos utilizando ahora y qué no.
  • Consume en consecuencia, por lo tanto. Pase lo que pase, que no se nos olvide el poder de decisión que tiene cada euro que gastamos.
  • Estrategia colectiva. O salimos todos, o no salimos. Esta vez es así. Nunca antes el mundo había sufrido una crisis global de demanda provocada, prácticamente, a la vez. Por eso es necesario un cambio de estrategia del que todos, en mayor y menor medida, somos responsables.
  • Ciencia, ciencia y ciencia. Necesitamos ciencia dotada de recursos ¿hace falta explicar por qué?
  • Insistimos, come bien. Cada uno a lo suyo, y nosotros estamos poniendo todo de nuestra parte para que puedas consumir carne de ternera de calidad. Hacer la compra, planificarla, conservarla y cocinarla lo dejamos de tu mano pero, insistimos, ¡cuídate comiendo bien!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *