Filete de ternera al limón

Foto y receta: Recetario de Cocina

Hay ocasiones en las que lo mejor es no complicarse la vida. Es jueves, ¿qué cenamos? Empieza la temporada de limones. Tengo carne de ternera rica en la nevera. Pues 2+2 siempre son 4: filetes de ternera al limón siguiendo los paso (pocos) de Recetario de Cocina.

Porque si la materia prima es buena, hay poco más que hablar.

Tacos mexicanos de ternera

Foto y receta: Directo al paladar

Una vez pasada la época de excesos, es momento de recuperar la sencillez, que no simplicidad, en nuestras vidas. Fuera brillos, dentro luz. Cambiemos dulce por salado, y burbujas por agua. Eso sí, sin perder ni un ápice de buen vivir. Para eso, nada como recuperar recetas sencillas y, como no de temporada. Enero, aunque no te lo creas, es mes de aguacates, y no hay nada más rico y más verde que el guacamole que acompaña a estos tacos mexicanos de ternera de Directo al Paladar.

¡Ándale, ándale, que tienes una rica cena lista en menos de diez minutos!

Cocido

Para la gente de mi generación, el cocido es como Espinete: una magdalena capaz de evocar sensaciones muy similares. A mi me huele a familia, frío, siesta… y ahora que ya somos nosotros a los que nos toca cocinarlo, a tiempo para hacerlo, añadiría. Pero esos son otros detalles, a lo que sí que huele es a sábado, a fresquito y a vermut, ¿verdad? No me enredo más, que se nos escapa noviembre sin preparar la receta del mes.

Ingredientes:

  • 500 gr de carne de morcillo de ternera
  • 1 punta de jamón
  • 300 gr. de panceta o tocino
  • 1 hueso de espinazo de cerdo
  • 1 hueso de rodilla de ternera
  • 1 morcilla
  • 3 chorizos de guisar
  • 1 carcasa de pollo
  • 2 muslos y contramuslos de gallina
  • 250 gr de garbanzos
  • 4 patatas
  • 3 zanahorias
  • 1 repollo
  • 1 cebolla
  • 1/4 de repollo o col
  • fideos al gusto
  • Sal

Al lío:

Como siempre que cocinamos garbanzos, tenemos que ponerles en remojo la noche anterior con abundante agua fría. Que no se nos olvide que, sin garbanzos, no hay cocido.

Comenzamos a preparar los huesos. En una olla pon agua a cocer y mete el hueso del jamón cuando el agua comience a hervir durante unos 5 minutos. Sácalo y límpialo bien con agua fría.

Escurre bien los garbanzos y mételos en una red para legumbres. Esto no es imprescindible, pero te ahorrará estar rebuscando los garbanzos en el caldo. Ponlos en una olla (tú decides si lo haces con olla rápida o normal, todo dependerá del tiempo que tengas) junto con todas las carnes y huesos. Con ganas, que si hay carne, hay alegría. Cúbrelo con agua fría y pon el fuego fuerte. Cuando comience a hervir el agua, baja un poco el fuego y que siga borboteando unos 10 minutos más mientras espumas el caldo. Deja que se cocine todo (tienes que comprobar que los garbanzos quedan tiernos) y sigue espumando el caldo, que quede lo más limpito posible. Tienes que estar también muy atento para que siempre tenga agua, no te distraigas y la líes. Abre la tapa y remuévelo de vez en cuando, olfateando un poco, que son esos gestos las que nos hacen sentir un poco cocinillas a los que no tenemos ni idea.

Ahora vamos con las verduras. Pela las zanahorias, las patatas, la cebolla la col (procura que siga todo unido a la parte central para que no se deshaga), échalo todo en una olla y cuécelo. Ya sabes, cuando hierva el agua, baja el fuego, tapa la olla y deja que se cocine hasta que las verduras queden tiernas. Añádelo al cocido. Haz lo mismo con el chorizo, para que suelte toda la grasa sin añadirse al guiso final.

Como casi todos los guisos, el cocido también está más rico reposado, al día siguiente. Además, esto te permitirá quitar la grasa que se queda en la superficie al enfriarse. ¿Qué conseguimos así? Además de quitar calorías, que la digestión sea un poquito más ligera. Y no restar nada de sabor.

Ahora viene lo bonito: reserva las verduras, la carne, los huesos y los garbanzos, prepara el caldo con los fideos.. y qué aproveche.

¡Ah! Seguro que te sobra caldo, así que congélalo pensando en esas cenas rápidas de invierno. No hay excusas para no comer bien. Y nada, repito, nada, se tira.

Kofta kebab de ternera

Foto y receta: Happy BLW

La carne de ternera es un alimento necesario para seguir una dieta equilibrada tanto para niños como para mayores. Por eso se incluye en las recetas familiares antes de que el bebé cumpla un año. Normalmente se prepara en puré, pero está cogiendo mucha fuerza el BLW (baby lead weaning) que no es otra cosa que ofrecer alimentos enteros (cocinados adecuadamente) al bebé para que sea él quien los coja y coma en función de su apetito y preferencias.

Estos kofta-kebab de ternera que explican Happy BLW son un buen ejemplo, ya que son adecuados para bebés y niños un poco más mayores, a los que seguro que les encanta eso de comer con el palito.

El punto fuerte de esta receta es que su contenido en hierro y, por supuesto, que está muy rica. Eso sí, de nada te sirve preocuparte por cocinarlo si no cuentas con productos frescos y de temporada.

Salsa boloñesa con carne picada de ternera

Foto y receta: Una italiana en la cocina

¿Sabías que hay recetas registradas? En este caso, no nos extraña, porque pocas salsas son más efectivas y sencillas que la salsa boloñesa (ragú alla bolognese en italiano) cuya receta está registrada en la Camara de Comercio de Bologna desde 1982 . Así nos lo cuenta Una italiana en la cocina, que utiliza su blog para reivindicar la cocina y la esencia italiana, como puedes ver en esta receta.

El secreto de los platos tradicionales que perduran en el tiempo suele ser su sencillez y saber estar gracias a unos ingredientes frescos, ricos y a la paciencia a la hora de cocinar. Actitud y aptitud, que dirían los coachs de ahora. Saber hacer y perseverancia, que diría mi madre.

Mini-hamburguesas de ternera con kétchup de kiwi

Foto: ¡H! Cocina

A veces nos da miedo (o pereza) utilizar frutas en los platos principales, perdiéndonos así el frescor y las propiedades que aporta. ¿Añadirías kiwis a una hamburguesa? Sí, sí, has oído bien: mini hamburguesa de ternera con ketchup de kiwi. Con esa misma cara que tienes tú ahora nos hemos quedado al leer la receta en la sección del Hola.

Nos encanta cambiar el ketchup de siempre por este aliño de kiwi, matamos así dos pájaros de un tiro porque, además de aportar variedad, también estamos consiguiendo una receta más sana (aprovecha, que ahora está de temporada). Y es que a veces la hamburguesa sufre una fama inmerecida, porque si pides a tu carnicero de confianza que te pique la pieza que quieras y buscas ingredientes frescos y de temporada para acompañarla, ¿qué puede salir mal?

Por si la gula te ha cegado y has comprado tanta carne que vas a repetir cena esta semana, te dejamos aquí otra selección de hamburguesas rica, rica.

Filete de ternera con hierbas, limón y salsa de alcaparras

Foto: El Comidista

Sí, sabemos que preparar la cena para una familia de cuatro personas es un trabajo pero, ¿cocinar para uno no tiene también lo suyo? Sólo lo sabe quien lo haya sufrido. Vale no tienes que pelearte con nadie porque tú quieres comer una cosa y el otro otra, pero tampoco por ver quién cocina y, muchas veces, quien va a ganar es la pereza. ¡Pues no! ¡Eso se acabó! Gracias a recetas tan sencillas y pintonas como este filete de ternera con hierbas, limón y salsa de alcaparras encontrado en El Comidista.

Porque el filete de ternera está riquísimo, pero se cansa uno de comerlo siempre igual. Aún así, no es tan difícil darle una vuelta y aliñarlo un poco con ingredientes que, seguro, tienes en la nevera. ¡Ah! Otro dato importante: vete a ver a tu carnicero de confianza, dile cómo lo vas a preparar (seguro que te mira con otra cara) y pide tapa, aguja, culata o rabillo de cadera. No falla

Polpettone, rollo de carne relleno al horno

Foto: Una italiana en la cocina

Tengamos hijos o no, todos sentimos que volvemos al cole en el mes de septiembre. La publicidad funciona, qué le vamos a hacer. Pero no nos pongamos tristes, que el otoño suele ir acompañado de cosas buenas: nuevas actividades, estrenos en la cartelera tras el parón veraniego, un poco de fresco que nos abra el apetito y nos de ganas de encender el horno… sí, pero como sé que no todos lo veis así, vamos a intentar poner las cosas fáciles de la mano de Una italiana en la cocina y este Polpettone. ¿Qué es? Un riquísimo rollo de carne de ternera relleno al horno.

Este plato es perfecto para la vuelta al cole porque no creo que haya niño que se le resista. Es una buena manera de variar las recetas de ternera para no escuchar eso de que «se me hace bola». Además, es muy versátil y muy adecuado para comer de fiambrera en la oficina. Seguro que más de un compañero te pide la receta, ya verás.

Hamburguesa de ternera con remolacha

Las cosas de Cósima están muy bien porque ella busca recetas fáciles, divertidas y originales. Y chimpum, que no hace falta mucho más. ¡Ricas! Que ella no lo dice, pero también lo cumple. Y para muestra, esta hamburguesa de ternera con remolacha que, además de estar deliciosa, está de temporada.

También nos ha gustado eso de ir a ver a tu carnicero de confianza, elegir una pieza y pedirle que la pase un par de veces. Siempre que sea posible, es importante saber qué es lo que echamos en la sartén. Y para eso, el pequeño comercio no falla.

Hamburguesa de ternera

Foto: @lthefood, The food lover

Julio, mes de parrillas y barbacoas. 4 de julio, la fiesta nacional estadounidense. Julio, mes de vacaciones y, por estos y otros motivos, con la hamburguesa de ternera como protagonista de nuestra receta del mes. Sencilla pero aparente. Deliciosa y nutritiva. Bien acompañada no tiene por qué ser pesada ni calórica (como nos pasa a todos). La cena del verano hoy está fotografiada por @Itthefood, The food lover, una cuenta de instagram tan resolutiva como una buena hamburguesa de carne de ternera.

Y , por si necesitaras más ideas, aquí te dejamos más recetas de hamburguesas de ternera muy bien acompañadas.