Cómo no liarla al preparar una barbacoa

Como no liarla al preparar una barbacoa

«Si es muy sencillo, pones la carne al fuego y listo»

Sí, sí, hartos estamos de escuchar cosas así, pero si en todos los grupos siempre hay alguien que se encarga de la parrilla… será porque es más dispuesto, por supuesto, y porque el resto sabemos que sabe lo que se trae entre manos. Porque liarla al preparar una barbacoa es tan fácil como hacerlo bien. Sólo tienes que evitar unos cuentos errores de libro, y visitar a tu carnicero de confianza, claro está.

  • Ya sabes que por el humo se sabe dónde está el fuego, pero no necesitamos que haya tanto que no vemos así que primer consejo básico: carbón y leña bien secos. Y hombre, siempre escuchamos eso de que las brasas de leña de encina dan un toque especial pero, o tenemos tiempo, o el resultado va a ser nefasto. Si no somos grandes expertos, el carbón puede ayudarnos a conseguir unas brasas más que decentes en poco tiempo. Y el paladar no lo notará demasiado.
  • Calidad, siempre calidad sobre cantidad, que no queremos que nadie se vaya rodando. Con 400 gramos de carne por persona tenemos más que suficiente. Es perfecto si todo es solomillo, pero si queremos que la barbacoa sea un poco más económica, podemos jugar con distintos cortes, como ya os hemos explicado en otra ocasión.
  • Las manos, y los cuchillos, bien limpios. Ojo con no lavar bien la ensalada, hacer salsas raras con huevo y no respetar las normas de higiene básica. Ahora todos nos lavamos las manos muchísimo, pero hay que tener cuidado también con tablas, cuchillos y trapos. Si no quieres llevarte un mal recuerdo, extrema las medidas higiénicas. Este es un buen consejo para no liarla al preparar una barbacoa, y para todo en la vida.

Aquí lo dejamos, que no queremos ser pesados. Ya ves que son pocos, básicos pero graves errores fácilmente evitables. Y para no agobiarte, como dicen los gurús del internet, vamos a ponernos positivos visualizando el éxito con este post donde te recordamos también algunos trucos para que tu barbacoa sea memorable.

Feliz, y cárnico, Día del Libro

La música y la lectura me han salvado la vida un par de veces. Vale, puede que no haya sido de forma literal, como lo haría un cirujano, pero sí que me han ayudado a hacer que la vida merezca la pena ser vivida. Otras veces quedan un poco de lado pero siempre, siempre, ambas me acompañan de alguna u otra manera. Por eso me gusta tanto el 23 de abril, el Día del Libro, más aún si lo pasas en Castilla y León donde siempre es fiesta.

El 23 de abril, en Segovia, hablamos de dulzainas y libros, sí, añado carne y campo, también. Así tenemos el 95% de nuestro ADN:

  • Como hoy estamos un poco chovinistas, vamos a empezar recomendando La cocina segoviana, tradición, transición y evolución, recopilación de recetas de Raimundo Sanz y Jonathan Barroso, del Restaurante La Postal, editado por Derviche, una editorial muy vinculada a Segovia. Que para eso los autores son de nuestro pueblo.
  • Todo sobre la carne, un libro de lujo que resuelve de forma gráfica todas las dudas que tengas sobre razas, cortes, utensilios, recetas… Contenido y continente muy interesante porque, además de contarlo bien, lo cuentan bonito. También se come con los ojos, ¿no? Pues aquí está bien aplicado.
  • Carne. El libro definitivo. Estamos deseando hacernos con el, habrá que ir hablando con los Reyes Magos porque escrito por Anthony Puharich, dueño de la mejor carnicería del mundo, seguro que hay muchos detalles que estudiar.
  • 100 recetas de pan de pueblo, de Ibán Yarza. Porque es el alimento de moda de la cuarentena (quién nos lo iba a decir, las abuelas tienen que estar alucinando) y, además, cualquier comida en bocadillo está mucho más rica. Haced la prueba.
  • Confesiones de un chef, de Anthony Bourdain, cocinero y divulgador gastronómico sin pelos en la lengua pero, sobre todo, un auténtico vividor, de los de verdad. Su manera de mirar y empaparse de este mundo es de agradecer en tiempos de tanta levedad.

Hablábamos de dulzainas, libros, carne y campo, ¿no? Pues para terminar, falta la recomendación final, la recomendación de recomendaciones: cualquier cosa de Don Miguel Delibes. Ahora sí que sí, completamos nuestro ADN castellano.

Estofado de ternera con patatas y verduras

Foto y receta: Alimente

Hoy, más que nunca, hay que decir eso de «al mal tiempo, buena cara». ¿Por qué? Porque es lo que hay, que va a hacer frío te quejes tú o no. Así que vamos a aprovechar para ponernos buenos abrigos, botas calentitas y, como no, aprovechar también a calentarnos por dentro con recetas tan tradicionales y ricas como este estofado de ternera con patatas y verduras que hemos encontrado en Alimente.

Que sí, que hace frío, pero lo contento que te vas a poner cuando toda tu casa huela a guiso de ternera rico y, sobre todo, cuando mojes pan en la salsa. Además, recuerda que este guiso está mucho más rico si ha reposado, así que tienes la cena lista para otro día. Lo dicho, el que se queja es porque quiere. Si quieres seguir contento un ratito más, echa un vistazo a estas otras recetas de guiso de ternera, que ya verás, ya.

Fricandó de ternera con boletus

A estas alturas de la temporada, quién más, quién menos, ya ha ido a por setas. Y algunos afortunados (por suerte este año han sido muchos) habrán venido cargaditos de boletus. Para que luego nos quejemos de que llega el otoño… que sí, que los días son más cortos, empieza el frío pero, ¿y lo bien que sienta quedarse en casa y templarse con guisos como este fricandó de ternera con boletus?Hoy os dejamos esta maravilla de El Petit Chef, otro día podéis ver otros ejemplos de fricandó en nuestro blog.

Si tienes tiempo, puedes disfrutar de un plan completo saliendo por la mañana a por setas (ten preparadas las del guiso, por si acaso), comprando una hogaza de pan y un buen vino tinto, disfrutando de la cocina y la comida y, por supuesto, de la posterior siesta. Listo.

Carrilleras al Oporto con higos y ajo negro

Foto y receta: Cocinando con Catman

La temporada de higos es como el otoño en Segovia: corto, muy corto. Por eso hay que aprovecharlo hasta hartarse y disfrutar de platos tan bien hilados como estas carrilleras de ternera al Oporto con higos y ajo negro que presenta muy bien el blog Cocinando con Catman.

Al ver la foto dan ganas de salir corriendo a por una hogaza de pan de esas con miga contundente para mojar en esa salsa. Eso sí, ya que estás entra al mercado y visita a tu carnicero de confianza para que te guarde unas carrilleras, compra todos los ingredientes y prepara una receta otoñal espectacular. Que para eso tenemos que disfruta los productos de temporada.

Fricandó de ternera

Foto: La taza de loza

En Cárnicas Pedro Gómez defendemos el arte de la gastronomía. Comer es mucho más que alimentarse, el proceso comienza mucho antes: eliges la receta, vas al mercado, la preparas, añades alguna variación y después la compartes. Cuando haces todo esto de forma consciente y tan bien como La Taza de Loza, obtienes resultados tan impresionantes como este fricandó de ternera con setas.

¿Que por qué nos gusta tanto? Porque además de estar riquísimo, es una receta tradicional catalana que Patty, de La Taza de Loza explica paso a paso e introduce, además, una pequeña lección de historia. Porque eso, precisamente, es lo que es la gastronomía: la historia de cada día.

Estofado de ternera con naranja

Foto: Las cosas de May

 

Otra receta de temporada: el estofado de ternera a la naranja de Las cosas de May. ¿Naranja en un guiso? Por supuesto, aporta un toque ligero a la rotundidad de la carne de ternera, acompañando a la zanahoria y la cebolla que dan cuerpo a la salsa. Mmmm… una receta perfecta para estos días primaverales en los que tan pronto llueve como sale el sol.

Gnocchi caseros con ragú de ternera

Foto: bavette

 

Nuestra #recetadelmes de febrero es un guiso romántico y contundente: Gnocchi caseros con ragú de ternera explicados por Bavette. El original es de buey, pero como nos cuesta un poco encontrar esa carne (y nosotros no la producimos, todo hay que decirlo) proponemos sustituir una carne por otra. Ya nos contaréis.

¿Y por qué este plato nos parece romántico? Porque es una receta italiana, y toda Italia lo es:

  • Roma, leída al revés, es amor.
  • El dolce far niente es lo más parecido al inicio de una relación.
  • Un Lambrusco y pasta fresca es la primera cena romántica de muchas parejas.
  • La historia de San Valentín empezó en Roma.
  • Si has estado en Italia, sabes que todo esto son bobadas. Italia es romanticismo y no necesita más explicación.

Ya os contamos en Enero que este año hemos decidido buscar una excusa para preparar una celebración con la carne de ternera (y los amigos y familiares, ¡faltaría más!) cada mes del año. Empezamos enero con Infinite Cooking y su pincho de carrillada de ternera, para pasar de cuestas y dietas, y nos juntaremos en San Valentín para degustar los gnocchi caseros con ragú de ternera de Bavette.  Atentos a marzo…

Solomillo de ternera con salsa de cabrales

Foto: Directo al paladar

 

Vamos a terminar el mes de enero a lo grande. Ya avisamos que este año pasamos de cuestas, de dietas y de cosas parecidas. Apostamos por comer bien, productos de calidad, bien cocinados y, de vez en cuanto, pegarnos un capricho como este solomillo de ternera con salsa de cabrales que hemos encontrado en una de nuestras páginas de referencia: Directo al paladar.

Y así matamos dos pájaros de un tiro. Por un lado, disfrutamos de un delicioso y nutritivo plato. Aprovechamos también que el solomillo de ternera está algo más barato que hace un mes, y mientras lo  comemos sabremos lo bien que sabe la salsa de cabrales aquí, pero aún lo hace mejor en Asturias, ¿verdad? Pues ya tenemos excusa para planear una escapada rápida al norte. ¿Veis? Todo son ventajas.

Y por si el cabrales no es uno de tus quesos favoritos, aquí tienes un enlace a otras muchas recetas especiales protagonizadas por la carne de ternera que hemos recopilado en nuestro blog.

Costillas de ternera guisada con setas

Foto: El Comidista

 

Quizás estemos un poco pesaditos con que el otoño ya está aquí, que si a ver si llueve ya o si empezamos a ver alfombras de hojas de colores… pues sí, tenéis razón pero, a 2 de octubre, ¿qué queréis? Nosotros ir a por setas, para darnos un paseo con el aire fresco de la sierra y, además, tener una buena excusa para preparar unas deliciosas costillas de ternera guisadas con setas siguiendo los pasos que nos marca El Comidista.

Esta receta muy complicada no es, pero sí que conlleva una larga elaboración ya que el secreto para que la carne se deshaga en la boca es someterla a una lenta cocción. De momento no hay previsiones de lluvia, así que podemos ir soñando el fin de semana que vamos a hacerlo para que, en cuanto llegue, las ansias no nos dejen posponer el plan.