Lasaña de espinacas y carne de ternera con tomate

Foto y receta: Sergio Fernández

Cuando no sé muy bien cómo planificar las comidas de la semana (sí, a mi me gusta eso de plantear todas las comidas/cenas de la semana para intentar ahorrar tiempo) abro soydetemporada.com y después cookpad. Hoy sólo me ha hecho falta abrir la primera, porque cuando he recordado que estamos en temporada de espinacas, he echado mano a una receta de Sergio Fernández en Canal Cocina que tenía por ahí guardada: lasaña de espinacas y carne de ternera con tomate.

Para mí, la lasaña la debió de inventar un antepasado de Armani. Porque pocos platos hay tan básicos, perfectos y elegantes. De verdad. Bien hecha, como toda la pasta, es una delicia. Admite todo tipo de complementos y nutrientes, y no se cansa uno de comerlo todos los días. Se puede congelar y, cuando vuelves a sacarla, por ella no ha pasado el tiempo. Vamos, un must have, jeje.

Y como nos encanta, aquí tienes alguna idea más.

Tacos de ternera

Foto y receta: Fans del vacuno

Me encantaría terminar tranquilamente de trabajar y pensar en lo que voy a cenar esa noche, ir al mercado a comprar todos los ingredientes y después, a mi ritmo, caminar tranquilamente a casa para cocinarlos y disfrutar de una cena tranquila, quizás con un vino… pero no, mi realidad (y me imagino que la de muchos) se transforma en carreras continuas para llegar derrapando a la nevera, abrirla y decir «¿qué hago yo ahora con esto?». Menos mal que siempre hay algunos ingredientes versátiles y recetas de fondo de armario imprescindibles para comer rico, bien y no morir en el intento. Ale, entra a ver cómo preparan los tacos de ternera los compañeros de Fans del Vacuno, que te va a encantar.

Te va a gustar a ti y a los pequeños, si los tienes por ahí cerca. Porque si sirves los ingredientes por separado, podrán jugar a preparar un taco de ternera como ellos quieran, personalizado y con lo que más les guste. Ya verás qué mayores se sienten eligiendo.

Y por si quieres repetirlo algún día más, aquí te dejamos alguna versión. Aunque ya sabes que el secreto del éxito de este tipo de recetas de aprovechamiento es su capacidad de adaptación. Resiliencia , que dicen ahora, jeje.

Albóndigas mexicanas

Foto y receta: El Comidista

Nos sumamos a El Comidista: ¡reivindiquemos la receta de albóndigas de ternera! ¿O es que la carne picada en bolas no merece la estar en la misma categoría que la hecha filetes rusos? Cierto es que dan más trabajo pero, ¿y lo ricas que están en un día de frío? ¿Y lo fácil que es hacer mucha cantidad y congelarlo? ¿Y lo buenas que están al día siguiente? Venga, dejo de hacer preguntas retóricas para no hacerte perder tiempo y que leas ya esta receta de albóndigas mexicanas.

Porque es genial innovar, traer nuevos ingredientes, probar, probar y probar pero, si una receta ha sobrevivido al paso de los tiempos y las esferificaciones, es porque merece la pena. Vivan los guisos, las croquetas, los empanados y las albóndigas.

Tacos mexicanos de ternera

Foto y receta: Directo al paladar

Una vez pasada la época de excesos, es momento de recuperar la sencillez, que no simplicidad, en nuestras vidas. Fuera brillos, dentro luz. Cambiemos dulce por salado, y burbujas por agua. Eso sí, sin perder ni un ápice de buen vivir. Para eso, nada como recuperar recetas sencillas y, como no de temporada. Enero, aunque no te lo creas, es mes de aguacates, y no hay nada más rico y más verde que el guacamole que acompaña a estos tacos mexicanos de ternera de Directo al Paladar.

¡Ándale, ándale, que tienes una rica cena lista en menos de diez minutos!

Potjiekos

Además de nutrir, la gastronomía es una muestra de la cultura y la historia de una sociedad que se transmite de forma informal de generación en generación. Si rascas un poco, encuentras platos tradicionales que dicen mucho de la forma de vida del pueblo que lo cocina. Este es el caso del potjiekos, que significa comida de olla pequeña, es un plato tradicional africano pensado para prepararse y consumirse al aire libre. Se prepara en una peculiar olla redonda, pequeña, con tres patas denominada potjie, de ahí su nombre.

Ingredientes:

  • 1,5 kg de carne de ternera para estofar
  • Aceite, sal y pimienta
  • 2 cebollas
  • 750 ml de caldo de carne
  • 250 ml de vino tinto
  • 500 g de zanahorias pequeñas
  • 250 g de champiñones
  • 6 patatas peladas
  • Sal
  • Pimienta

Al lío:

Al igual que para cocinar la paella se necesita una paellera, para hacer un potjiekos es necesario un potjie. Si la globalización no ha llegado a tu pueblo, lo intentaremos con una olla… aunque el resultado no sea igual, lo intentaremos. Corta la carne de ternera en dados, sazónalo con sal y pimienta y cocina a fuego medio hasta que se dore. Reserva la carne de ternera.

Sigue usando la olla para saltear las cebollas hasta que se queden blanditas. Añade la carne de nuevo, el vino y suficiente caldo como para cubrirlo todo. Salpiméntalo y cocínalo a fuego lento durante una hora. Echa ahora las zanahorias, los champiñones y las patatas y déjalo otra media hora. Si el guiso lo pide, añade más agua.

Tras unos 40 minutos, añade los champiñones y zanahorias. Añade más agua y deja que siga hirviendo. Cuando veas que está a tu gusto, para el fuego y, una de dos, o lo acompañas de arroz y te lo comes, o lo dejas para mañana, que estará más rico.

Uno de los detalles que más nos gusta de este guiso es que, según los sudafricanos, no hay que remover los ingredientes. Los guisos son como las personas, no les sienta bien que los mareen.

Esta receta del mes de agosto nos invita a cocinar fuera de casa, a disfrutar del tiempo y a viajar. Si quieres saber qué nos sugieren el resto de #recetasdelmes, ya sabes. Y si quieres ver/descargar nuestro calendario, ¡aquí está!

Pastel de ternera y bacon

Foto y receta: Mes petits accidents

La empanada es la madre de las recetas de aprovechamiento: una masa rellena de todo lo que tú quieras. Este tipo de platos no podían faltar en nuestro calendario 2020, pero como este año es un homenaje a nuestros antepasados, hemos elegido algo más que una empanada para protagonizar el mes de julio: un pastel de ternera y bacon, el tradicional pastel del pastor inglés o sheperd’s pie. Bueno, al ser de ternera este es cottage pie, el del pastor se hace con cordero, que para eso cuida el rebaño, pero el concepto, es el concepto. La artífice de la receta es Mes petits accidentes que, como los tiempos cambian, se ha inspirado en Juego de tronos para prepararlo.

Actualmente se habla mucho del aprovechamiento de alimentos como si fuera una novedad cuando nuestros abuelos, y en general todos los que entran cada día en la cocina, son verdaderos expertos. Porque para cocinar, también hay que saber hacer la compra: pensar, planificar y aprovechar. No hay más. Y si quieres ver recetas similares, sigue el link hasta nuestras #recetasdelmes y a preparar la siguiente.

Estofado de Guiness

Foto y receta: Tengo un horno y sé cómo usarlo

Recetas fáciles que funcionan siempre. Así presenta Macu Higueras su blog Tengo un horno y sé cómo usarlo. Nos encanta, porque este es el leit motiv de las doce recetas de nuestro calendario 2020, platos de toda la vida que, si seguimos cocinando, es porque son fáciles, ricas y funcionan. Dentro de la gran la variedad de recetas que ofrece Macu, hemos elegido este estofado de Guiness para homenajear a San Patricio y celebrar el mes de marzo.

El calendario de este año es un homenaje a nuestros antepasados, a los que nos han enseñado a cocinar como cocinamos. Buscando recetas, nos hemos dado cuenta de que, con sus variantes culturales, la base de la cocina que nos ha llegado desde regiones de todo el mundo es bastante similar. Así que nos hemos puesto tan contentos (¿por qué no?) porque son más las cosas que nos unen que las que nos diferencian. Otro motivo para celebrar. ¿Y cómo lo vamos a hacer? En torno a una buena mesa. Este mes, por San Patricio. El que viene, ya veremos.

Por cierto, ¿quieres tener todo el calendario a mano?

Piccata al limone con basilico

Foto y receta: Directo al Paladar

Seguimos con las recetas italianas y, como no, con los productos de temporada. Como bien dicen en Directo al Paladar, aunque asociemos los limones con el verano, es en invierno cuando podemos disfrutarlos con sus mejores propiedades. Por eso os proponemos ahora cocinar esta Picatta al limone con basilico, traducido, filetes de ternera al limón con albahaca.

¿Cuál es el secreto de esta receta? Un pelín de maña y, como siempre, un producto fresco de calidad. Así que ya sabes, acércate al mercado y elige con ojo. O pregunta, que para eso están tu frutero y carnicero de confianza.

Risotto con Amarone y achicoria

Foto y receta: Dino Joannides, Semplice

Italia es Italia. Sin más. En moda, coches y cocina habrá nacionalidades que lo hagan mejor pero, desde luego, no más bonito. Por si acaso no sabes de lo que estoy hablando, prueba a preparar este risotto de Amarone y achicoria al que, por supuesto, hay que acompañar con mucho parmesano. Hemos encontrado la receta en Semplice y, como está en inglés, además de dejarte el link, vamos a contarlo paso a paso, ¡por si acaso!

Ingredientes para 2-4 personas

Al lío:

Lleva el caldo a ebullición y déjelo hervir a fuego lento mientras se cocina el plato. Corta la mitad de la mantequilla y ponla en el congelador, derrite la mantequilla restante en una cacerola y fríe la cebolla suavemente hasta que se quede blandita, y para cuando comience a dorarse. Agrega ahora el arroz, sube el fuego y revuelve bien.

Añade una copa de vino y sigue moviendo todo a fuego alto hasta que se haya evaporado y repite el proceso con la segunda copa. Baja el fuego a medio-bajo y comienza a agregar un caldo a la vez, mezclando cada adición hasta que se absorba casi por completo. El arroz debe permanecer húmedo y moverse en olas cuando se mezcla, nunca debe volverse seco o pegajoso. Cuando el arroz comience a ablandarse (después de unos 13 minutos, pero compruébalo), agrega el esto del caldo en pequeñas cantidades y pruébalo regularmente hasta que esté a tu gusto

Mezcla ahora la achicoria, añade la mantequilla congelada y ralla unos 60 g de queso parmesano. Ahora viene la mejor parte… mezcla todo hasta que el risotto sea rico y cremoso. Qué pinta… déjalo reposar durante 2 o 3 minutos y sírvelo inmediatamente con el resto del queso raspado en cada porción

Ossobuco in bianco

Foto y receta: Jugando con la cocina

Cuando llegó a nuestras manos esta receta de ossobuco in bianco de Jugando con la cocina, pensé que el ‘bianco’ se refería a el vino blanco que se utiliza para cocinarlo pero no, esta receta es bianca porque no es rosso. Vamos, que no lleva tomate, un punto a favor para todos aquellos a los que no les sienta demasiado bien. Y otro para los que, aunque nos encanta, nos gusta aún más variar de recetas. Porque no me canso de decirlo, en la variedad, está el gusto.

Bueno… en la variedad y en la buena materia prima, porque sin un carnicero de confianza que te asesore, recomiende y te ofrezca calidad, ni bianco ni rosso, el ossobuco (morcillo o jarrete de ternera en castellano) no va a merecer la pena.