Paciencia y buenos alimentos

La Navidad no son luces, compras y borracheras. La Navidad es un estado de ánimo que podemos mantener todo el año

¿No sabes si vas a volver a casa?
Entonces te toca hacer que el producto y al aroma te lleve hasta allí. Pregunta a tu madre por los secretos de esa receta, la única. Y pasa una tarde con ella preparándola con la ayuda de Zoom, Facetime, whatsapp o la aplicación que uses tú (y que le hayas enseñado a ella)

¿Ellos no pueden venir? 
Habla con tu carnicero de confianza y prepara un regalo protagonista para la cena. Faltarás tú, por supuesto, pero ellos lo agradecerán.

¿Seremos pocos?
Pero comeremos bien, cuidando cada detalle, cada receta, para que la cena sea especial. 

¿Este año no van a ser las Navidades de siempre?
Trabajemos para que el año que viene, lo sean.
Hoy, defendamos lo que podemos controlar, que no es mucho, pero aún podemos elegir qué compartir en nuestra mesa. 

Con todo, este año celebrar, como podamos, la Navidad será nuestra victoria.

Paciencia, pues, y buenos alimentos.

Tus regalos, en el comercio local

Hoy no vamos a recordaros (guiño, guiño) la importancia de comprar en el comercio local, porque ya sabéis que esos impuestos se quedan en España, igual que los puestos de trabajo o el consumo que posteriormente harán los propietarios y empleados de esa tienda. Eso está muy claro. Hoy sólo vamos a intentar dar algún motivo para trabajarnos los regalos de esta Navidad porque, aunque seamos pocos, aunque festejemos menos, celebrar estas fiestas será nuestra victoria sobre 2020.

  • Hazlo especial. En tu ciudad no lo tienes todo, como sí que pasa en internet. Por eso vas a tener que trabajarte un poco más el regalo. Pero, piénsalo, si compras en casa estarás haciendo un doble regalo, porque un comercio abierto, un empleo, repercute en todos.
  • Con las pocas oportunidades que hay para salir de casa y hablar con gente diferente, ¿por qué desaprovechas esta? Sal, pasea, entra en tienda, pregunta. Sabes que el pequeño comercio destaca por su atención personalizada. Utilízalo.
  • ¿Y si compras un regalo solidario? Acércate a las ONG y asociaciones de tu ciudad, seguro que tienen regalos benéficos.
  • Otra idea es regalar servicios locales, como un tratamiento de peluquería o estética, unas clases de música, punto o cualquier otra afición, un entrenamiento personalizado, una sesión de fotos… las ideas son infinitas.
  • Te parecerá una locura, pero para nosotros es un regalazo. ¿Y si regalas un solomillo, un T-bone o cualquier otro corte de ternera? Pregunta a tu carnicero, que seguro que te prepara un lote especial envasado al vacío para que se conserve bien, lo envía a la otra punta de España o te prepara una tabla chula. No se me ocurre un mejor regalo para el año en el que una pandemia mundial no enseñó qué es urgente, importante o imprescindible.
  • Y si aún así no encuentras el regalo perfecto, entra en internet y escribe directamente a esa pequeña tienda. Lo agradecerá.

Estrellas de carne de vaca

Foto y receta: Revista Beef!

La Navidad es tradición, por supuesto, pero nos encanta ofrecerte ideas originales para tener el mayor número de alternativas posibles a la hora de preparar el menú festivo. Porque a veces merece la pena complicarse un poco la vida, ¿no lo piensas al ver la foto de estas estrellas de carne de vaca de la revista Beef!? Yo, desde luego, que sí.

Ingredientes (para 4 personas)

  • Medio panecillo de la víspera (sólo hacen falta unos 4 gr)
  • 1 cebolla roja
  • 1 diente de ajo
  • 2 ramitas de romero
  • 60 gr de ciruelas secas (deshuesadas)
  • 30 gr de almendras peladas
  • 30 gr de avellanas
  • 2 CS* de aceite de oliva
  • sal marina
  • pimienta recién molida
  • 450 gr de carne magra de vaca sin huesos ni tendones (de la pierna o la paletilla)
  • 1 huevo
  • 2 CS de mezcla de especias marroquíes llamadas ras-al-hanout
  • aceite de oliva para engrasar los moldes y para freír
  • romero fresco
  • pimienta roja

CS (chuchara sopera)/ CC (cucharilla de café)

Con las manos en la masa

Empezamos partiendo el panecillo en trozos gruesos y remojándolo en agua calienta. Pela la cebolla y el ajo y córtalos en dados finos. Arranca las agujas de romero y pícalas en trozos gruesos. Corta las ciruelas en dados finos y pica grueso las almendras y las avellanas.

Calienta dos cucharadas soperas de aceite de oliva en una sartén y sofríe en el los dados de ajo y la cebolla. Añade el romero, las almendras y las avellanas y tuesta todo brevemente. Condimenta con sal y pimienta y deja enfriar.

Corta la carne de vaca bien fría en tiras finas y pásala por el disco intermedio de la picadora de carne. Exprime con mucho cuidado el panecillo y añádelo a la carne picada junto con la mezcla de cebollas y almendras frías, las ciruelas, el huevo y las especias ras-al-hanout. Mezcla bien todo y condimenta con sal y pimienta con alegría.

Coge un pincel y engrasa con aceite el interior de los moldes de metal para galletas (si tienes formas originales, tendrás un doble impacto) y colócalos sobre un trozo de papel de horno. Rellénalos de forma uniforme con la masa de carne picada, presiona ligeramente el relleno y moldea las galletas. Calienta un poco de aceite en una sartén, fríe poco a poco las galletas en los moldes de metal por ambos lados a temperatura suave hasta que queden crujientes. Añade el romero y fríelo junto con las galletas. Por último, con mucho cuidado, quita el molde, espolvorea los granos de pimienta por encima y sírvelas como gustes, calientes o frías.

Sandwich de ternera con mayonesa de bogavante, chips de col rizada y mermelada de limón

Foto y receta: Revista BEEF!

¿Cansado de las cenas pomposas de estas fiestas pero no quieres dejar de preparar algo especial? Pues ale, al lío que tienes trabajo para preparar este sandwich de ternera con mayonesa de bogavante, chips de col rizada y mermelada de limón según las instrucciones de la revista Beef! que, a estas alturas de la Navidad, seguro que ya conocéis todos.

Mermelada

  • 125 gr de limones
  • 60 gr de azúcar supergelificante (3:1)
  • chips
  • 400 gr de col rizada
  • 30 ml de aceite de oliva
  • sal
  • 1 CC de pimienta

Ternera

  • 600 gr de molleja de ternera (a ser posible, trozos grandes, encargar al carnicero)
  • 1-2 chalotas
  • 1 diente de ajo fresco
  • 1 manojo pequeño de hortalizas para sopa
  • sal
  • 200 ml de vino blanco seco
  • 1 hoja de laurel
  • 2 CS de harina
  • 2 huevos (tamaño M)
  • unos 80 gr de harina de panko
  • 80 gr de mantequilla para freír
  • un poco de zumo de limón

Mayonesa

  • 200 gr de carne de bogavante cocida y limpia
  • 1 huevo (tamaño S)
  • 1 CC de mostaza de picante medio
  • 120 ml de aceite de oliva
  • 1 CS de crema agria
  • sal
  • un poco de zumo de limón
  • pan
  • 8 panecillos de trigo planos y blandos

Al lío:

Mermelada: Tienes que empezar el día de antes. Comienza lavando los limones con agua caliente y pela la cáscara muy fina con un pelador. Retira con cuidado la piel blanca de los limones y corta el resto en rodajas. Si hubiera, quita las pepitas existentes. Añade las rodadas y la cáscara de limón a una cazuela. Cúbrelo con 150-200 ml de agua y déjalo reposar toda la noche. Al día siguiente, lleva a ebullición la mezcla de limón, cociéndolo a fuego suave unos 15 minutos. Haz después un puré fino. Mide 240 gramos, lleva a ebullición el azúcar gelificante con el puré mientras remueves y, después, ponlo a hervir unos 3 minutos. Déjalo enfriar en un recipiente.

Ahora vamos con los chips. Precalienta el horno a 50 grados y cubre un par de bandejas de horno con papel de hornear. Lava la col rizada y sécala minuciosamente, corta las hojas en trozos de unos 8 cm de tamaño y desecha el tronco. Mezcla los trozos de hoja, el aceite, una pizca de sal y el pimiento de Espelette, repártelo en las bandejas y déjalo secar unas dos horas hasta que queden crujiente. Dale la vuelta de vez en cuando.

Mientras se enfrían los chips, remoja bien la molleja en agua fría, cambiando el agua varias veces. Pela las chalotas y el ajo, córtalo en dados y limpia las hortalizas para la sopa, pelándolas y cortándolas también en dados. Lleva todo a ebullición junto con 2 litros de agua salada, las chalotas y el ajo. Agrega el vino y la hoja de laurel, déjalo cocer suavemente durante diez minutos, más o menos.

Deja escurrir la molleja, después con ayuda de un cuchillo para pescado, retira la piel fina exterior de la molleja. Échalo después en el agua hirviendo. Retira la cazuela del fogón y deja enfriar un poco la molleja en el caldo. Después, dejar escurrir los trozos todavía calientes, en caso necesario quitar con cuidado las pielecillas que todavía queden. Volver a añadir la molleja al caldo y dejar enfriar completamente.

Seguimos con la mayonesa. Corta la carne de bogavante en dados muy pequeños, echa el huevo, la mostaza, el aceite y un poco de sal en un vaso de batidora alto y estrecho. Tritura la mezcla con la batidora hasta obtener una mayonesa. Mezcla 100 gr de mayonesa, la crema agria y la carne de bogavante, aderezándolo con sal y zumo de limón.

Saca la molleja del caldo, deja escurrir bien y córtalo en lonchas de 7-8 mm de grosor. Sala ligeramente la molleja. Reboza primero en la harina y después en el huevo batido. Empanar con la harina de panko. Espumar mantequilla en una sartén, freír la molleja por ambos lados 1 ó 2 minutos hasta que se dore. Aderezar con sal y zumo de limón.

Corta los panecillos. Unta las mitades inferiores con la mayonesa de bogavante y las superiores con la mermelada de limón. Cubrir con los trozos de molleja de ternera y los chips de col rizada y servir como un sandwich.

Tiempo de preparación: 1 hora aproximadamente, más unas 8 horas de tiempo de espera y otras dos horas de tiempo de cocción, secado y enfriado.

Pez de ternera asado con puré de manzana

Foto y receta: Fans del vacuno

Los reyes de la Navidad y la ternera son el lomo y el solomillo. Eso es así. Sin embargo, hay muchas piezas no tan populares (ni tan caras) que pueden solucionarnos una cena o una comida sin quitar protagonismo a la carne. De eso vamos a hablar hoy a través de esta receta de pez de ternera asado con puré de manzana de Fans del vacuno.

Esta receta aprovecha que el pez es una pieza sin apenas nervios y grasa, que queda muy tierna, con la calidez del acompañamiento del puré de manzana y las setas. O no me digas que no te imaginas en casa, con la chimenea puesta, unos copitos de nieve en la ventana y esta receta presidiendo la mesa en Nochebuena… todo muy bucólico e invernal. Eso sí, si tu realidad es la del común de los mortales, hay un jaleo enorme en casa con tanta familia y la chimenea calienta por su ausencia… este plato de pez de ternera asado con puré de manzana lo arreglará todo. A disfrutar.

Entrecot de ternera cocinado cocinado a baja temperatura o sous vide con roner

Foto: Recetas de… ¡escándalo!

 

La de cosas que aprendemos buscando contenido interesante para nuestra web. Y es que internet y las redes sociales tendrán muchos detractores pero, bien utilizadas, la de cosas que podemos aprender. En este caso, hemos descubierto una técnica de cocción de la que nunca habíamos escuchado hablar: ‘sous vide’, utilizando roner. ¿¿¿??? Tranquilos, es más fácil de lo que parece y Recetas de… ¡escándalo! lo explica muy, muy bien. Sólo necesitas algunas herramientas de cocina y, está claro, ingredientes de calidad para preparar este entrecot de ternera con verduras cocinado a baja temperatura o sous vide con roner.

Os contaríamos algo más de la pinta que tiene esta receta (nosotros no hemos usado esta técnica, no podemos asegurarlo) o de en qué consiste, pero creo que es mejor que lo comprobéis por vosotros mismos… os va a sorprender, ¡seguro!

Cómo conseguir el roast beef de ternera perfecto

Foto: Directo al Paladar

 

Todos los años la presión de la cena navideña pesa sobre los hombros de la persona que cocina el plato principal. ¿Les gustará? ¿Me saldrá bien? En el caso de hacer un asado, ¿quedará seco? Seguro que todos los comensales se chupan los dedos mientras el cocinillas piensa que no, que no está perfecto… para que este año no te pase, en Directo al Paladar han recopilado todos los secretos para que el roast beef salga perfecto.

Ya sabes que no hay hogar inglés que se precie que no disponga esta deliciosa carne de ternera asada encima de la mesa. Y como nos encanta importar las buenas costumbres, este año nosotros también celebraremos alguna fiesta así, ¿qué te parece?

Ideas de salsas para acompañar al solomillo de ternera

Foto: Directo al paladar

 

El solomillo de ternera es una de las estrellas de la Navidad. Personalmente, me gusta comerlo poco hecho y solo, sin ningún tipo de acompañante (bueno, un buen vino no va mal) que me despiste con su sabor. Pero también es cierto que me gusta comerlo en cada celebración, y entonces es la salsa la que da un toque diferente y evita esa sensación de rutina. Por eso hemos recuperado este post de Directo al paladar en el que proponen una docena de salsas para acompañar al solomillo de ternera.

 

Ideas no les faltan, como siempre. Nos proponen salsas protagonizadas por ingredientes tan navideños como el cava, el foie o el vino; clásicos como los pimientos, frutos rojos, las setas o el queso azul; y más exóticos como el tamarindo. Todo ello sin olvidar a dos de las reinas de las salsas: la romesco y el chimichurri. Como ves, para gustos los colores.  Además, como siempre pasa en Navidad, seguro que nos pasamos con la cantidad, así que voy a ir preparando botes para congelar y aprovechar los restos de una para preparar una tabla de carne con diferentes salsas que nos ayude a llevar la cuesta de enero con más alegría.

Carpaccio de ternera aliñado con aceite de oliva, tomillo y limón

Foto: Elle Gourmet

 

Un clásico entre los clásicos, el carpaccio de ternera es la forma más elegante de degustar la carne de vacuno. Sólo hay que respetar dos máximas indispensables para cualquier cocinero, calidad e higiene escrupulosa, que en esta ocasión son más que imprescindibles. Y para darle un toque diferente y poder consumirlo en cada celebración, en esta ocasión tiramos del archivo de la revista Elle Gourmet para recuperar esta fresca receta de carpaccio de ternera aliñado con aceite de oliva, tomillo y limón.

 

Carpaccio de ternera aliñado con aceite de oliva, tomillo y limón

Para 4 personas
Dificultad: baja
Elaboración: 20 minutos

Ingredientes:
– 800 gramos de lomo de ternera
– 10 cl de aceite de oliva virgen extra
– 1/2 manojo de tomillo fresco
– el zumo y la ralladura de un limón
– 350 gramos de rabanitos y cebolletas
– flor de sal (en tiendas o secciones gourmet). Si no la encuentras, una sal gruesa de calidad también servirá.
– pimienta de molinillo

Corta las verduras en trozos muy pequeños y resérvalas. A continuación, empapa el lomo de ternera con aceite de oliva y ásalo en la parrilla durante 8 minutos por la parte exterior, pues el interior debe quedar crudo. Pártelo en láminas muy finas y riégalas con el aceite de oliva y el zumo de limón. Incorpora las verduras y adereza la carne con una ralladura muy fina de limón, el tomillo deshojado, la flor de sal y un poco de pimienta de molinillo.

Muy sencillo, como ves.  Y delicioso

Milhojas de rabo de toro y calabaza

Foto: Elle Gourmet

Estos de la revista Elle Gourmet juegan fuerte con recetas como este milhojas de rabo de toro y calabaza. Una capa de patata, otra de calabaza, remolacha y un delicioso rabo de toro macerado durante 24 horas y cocinado a fuego lento más de 4… de verdad, ¿no estáis salivando? El resultado merece la pena…

 

Para 6 personas

Dificultad: alta

Elaboración: 5 horas (más 24 horas de maceración)

 

Ingredientes:

  • 1,5 kg de rabo de toro en trozos
  • 200 gr de beicon
  • 2 cebollas grandes
  • 3 cucharadas de harina
  • 2 cucharadas de aceite
  • 1 rama de perejil
  • 1 litro de vino tinto
  • sal
  • pimienta
  • nuez moscada
  • 1/2 kilo de chalotas
  • mantequilla
  • 2 cucharadas de azúcar
  • 300 gr de calabaza con piel (en sólo una pieza)
  • 3 patatas medianas
  • 1 remolacha pequeña

 

Salpimenta los trozos de carne, enharínalos márcalos en una cacerola grande con un poco de aceite. Sácalos. En el mismo recipiente, fríe los dados de beicon y a los 4 minutos, las cebollas picadas. Rehógalos juntos 10 minutos. Incorpora el rabo de toro, mezcla los ingredientes y agrega la nuez moscada, sal, pimienta, el perejil y el vino.  Cocínalo todo diez minutos y deja que se enfríe, tápalo y mételo en la nevera 24 hopras (remuévelo de vez en cuando).

Pasado ese tiempo, cubre la carne con agua y hazla a fuego lento: verás que, a las 4 horas, empieza a despegarse del hueso, señal de que está en su punto. Deja que se temple, desmígala y mézclala con un poco de mantequilla.

Envuelve la calabaza en papel de aluminio y hornéala a 180ºC hasta que se ablande. Pela las chalotas, ponlas en un cazo, cúbrelas con agua y cocínalas unos 30 minutos con sal, pimienta, el azúcar y la mantequilla. Y prepara un puré con las patatas cocidas (machácalas con un tenedor), mantequilla, el azúcar, sal y pimienta.

Utiliza un aro de emplatar para montar el milhojas (si lo prefieres, puedes presentarlo en raciones individuales): primero , una base de patata, después una capa de calabaza, encima la carne; y, en la parte superior, más calabaza. Remata con la remolacha en dados muy pequeños y sirve el milhojas con las chalotas como guarnición (asegúrate de quitarles el líquido).