Sopa vietnamita de ternera

Foto: bonappetit.com

Quien conoza el tradicional beef pho vietnamita, sabe que el sabor es resultado de guisar sus ingredientes de 3 a 6 horas. Mucho tiempo sí, pero bastante relativo si pensamos en esta nueva rutina confinada, Aún así, en Bon appetit han pensado que es interesante tener una versión resumida de esta deliciosa sopa de ternera. Porque, estemos en casa o no, seguimos bastante liados, ¿verdad? El precio de la vida moderna.

Esta versión de sopa de ternera vietnamita nos llevará una hora y media, más o menos, pero no sacrifica demasiado el sabor del plato ya que cocina especias, cebolla, gengibre y, por supuesto, huesos y brisket de ternera.

Ingredientes (para 4 personas)

  • 3 vainas de anís estrellado
  • canela en rama
  • 2 clavos enteros
  • una cucharada de aceite vegetal, algo más para los noodles
  • 2 cebollas medianas, peladas y cortadas por la mitad
  • un trozo de jengibre rallado
  • huesos de ternera (rabo de toro, tuétano, nudillos, cuello…) bien limpios
  • pecho de ternera. Si no lo conoces, es perfecto para caldos
  • una cucharada (o más) de salsa de pescado
  • unos 60 gramos de azúcar
  • sal
  • fideos de arroz
  • Algo de carne de primera, como solomillo
  • Cebolla y cebolleta en tiras, cilantro picado, albahaca, hojas de menta, chiles tailandeses, rodajas de limón
  • Pimienta negra recién molida.

Al lío:

  1. En una olla a presión, tuesta el anís estrellado, la canela en rama y los clavos hasta que crujan ligeramente (más o menos dos minutos) Agrega aceite y reduce a fuego medio. Añade las cebollas, el jengibre hasta que se doren bien.
  2. Añade una taza de agua y después los huesos, la carne, salsa de pescado, azúcar y sal. Vierte otras 6 tazas de agua, tapa la olla y cocínalo a alta presión durante una hora.
  3. Mientras se prepara el caldo, coloca los fideos en un tazón grande y vierte agua fría. Déjalo unos 30 minutos y después escúrrelos para eliminar el exceso de almidón.
  4. Congela el solomillo hasta que esté firme, unos 30 minutos, para que sea muy fácil cortarlo en tiras finas. Déjalo en la nevera hasta el momento de servirlo.
  5. Abre la olla a presión y saca los huesos para colocarlo en un tazón grande. Echa agua fría para enfriar y evitar que se sequen. Haz lo mismo con el pecho de ternera. Con un colador, limpia el caldo y reserva la carne. Desgrásalo, prueba el caldo y sazona con más salsa de pescado o sal.
  6. Cocina a fuego lento hasta que estén listos los fideos.
  7. Truco de cocinero: vierte agua caliente en los tazones para templarlos antes de echar la cocina. Una vez listo, cubre cada tazón con la carne, las verduras y sazona con pimienta. Sirve el caldo caliente sobre la carne cruda para que se cocine levemente. Añade las hojas aromáticas, los chiles y las rodajas de limón y listo.

Por cierto, como todos los guisos, estará aún más rico si puede reposar durante una noche entera…


			

Brisket, la carne de vacuno de moda

Foto: bon appétit

En alguna ocasión os hemos hablado del brisket de ternera pero, como todo en esta vida, hay tantas versiones de esta receta como cocineros la preparan. La clave de la receta de brisket que hemos encontrado en bon appétit es que va acompañado de hinojo y hierbas y, a diferencia de otras veces, utiliza el horno en su preparación.

Como siempre, el secreto principal es pedir una buena pieza a tu carnicero de confianza (cuéntale qué vas a hacer, que esta receta no es tan habitual) y una vez que has conseguido un producto de calidad, tienes que perder el miedo al riesgo, a la sal y a la pimienta para conseguir una textura ý sabor de, digamos, mantequilla potente.

¡Ah! Aún falta algún secreto más pero, para conocerlo, tendrás que desempolvar tu inglés y practicarlo leyendo esta receta de brisket con hinojo y hierbas. Y, por supuesto, no confundirlo con el pastrami. No, brisket no es pastrami

Sopa de carne de ternera y verduras

Foto y receta: Elle.com

Poca broma con el tiempo, que parece que viene fuerte… así que además de volver a ponernos botas, abrigo y gorro, vamos a preparar una comida de las que calientan el alma. Sí, nos ponemos intensos porque la receta lo merece, de veras: Sopa de carne de ternera y verduras, todo bajo la batuta de la revista Elle.

Una receta la de esta sopa de las de toda la vida. Sencilla y contundente. Rica y sin más misterios que prepararla muchas veces hasta que se le coja el punto perfecto. Y,por supuesto, buscando siempre el producto fresco y de calidad.

Potjiekos

Además de nutrir, la gastronomía es una muestra de la cultura y la historia de una sociedad que se transmite de forma informal de generación en generación. Si rascas un poco, encuentras platos tradicionales que dicen mucho de la forma de vida del pueblo que lo cocina. Este es el caso del potjiekos, que significa comida de olla pequeña, es un plato tradicional africano pensado para prepararse y consumirse al aire libre. Se prepara en una peculiar olla redonda, pequeña, con tres patas denominada potjie, de ahí su nombre.

Ingredientes:

  • 1,5 kg de carne de ternera para estofar
  • Aceite, sal y pimienta
  • 2 cebollas
  • 750 ml de caldo de carne
  • 250 ml de vino tinto
  • 500 g de zanahorias pequeñas
  • 250 g de champiñones
  • 6 patatas peladas
  • Sal
  • Pimienta

Al lío:

Al igual que para cocinar la paella se necesita una paellera, para hacer un potjiekos es necesario un potjie. Si la globalización no ha llegado a tu pueblo, lo intentaremos con una olla… aunque el resultado no sea igual, lo intentaremos. Corta la carne de ternera en dados, sazónalo con sal y pimienta y cocina a fuego medio hasta que se dore. Reserva la carne de ternera.

Sigue usando la olla para saltear las cebollas hasta que se queden blanditas. Añade la carne de nuevo, el vino y suficiente caldo como para cubrirlo todo. Salpiméntalo y cocínalo a fuego lento durante una hora. Echa ahora las zanahorias, los champiñones y las patatas y déjalo otra media hora. Si el guiso lo pide, añade más agua.

Tras unos 40 minutos, añade los champiñones y zanahorias. Añade más agua y deja que siga hirviendo. Cuando veas que está a tu gusto, para el fuego y, una de dos, o lo acompañas de arroz y te lo comes, o lo dejas para mañana, que estará más rico.

Uno de los detalles que más nos gusta de este guiso es que, según los sudafricanos, no hay que remover los ingredientes. Los guisos son como las personas, no les sienta bien que los mareen.

Esta receta del mes de agosto nos invita a cocinar fuera de casa, a disfrutar del tiempo y a viajar. Si quieres saber qué nos sugieren el resto de #recetasdelmes, ya sabes. Y si quieres ver/descargar nuestro calendario, ¡aquí está!

Ternera a la griega

Foto: Telva

La receta de hoy nos encanta porque es un 2×1. Vista así, a simple vista, parece muy normalita: ternera a la griega. Viendo la foto, además, uno piensa que será un guiso de carne de ternera con yogurt y eneldo. Sin más. Pero si entras en las explicaciones que nos deja Telva, verás que tiene más enjundia de la que parece. ¿Por qué? Porque si hace fresco, la vas a cenar en guiso mojando pan. Y si donde tú veraneas aún no refresca demasiado, vas a preparar unas brochetas bastante exóticas.

No te contamos más, entra en el link y decide qué vas a hacer. Eso sí, si tienes la suerte de estar de vacaciones (o viviendo) en Grecia, cuéntanos cómo has decidido comerla y cómo la preparan en ese restaurante que sólo tú conoces. Envidia de la buena.

Estofado de ternera con coliflor y aroma de pimentón

Foto: Comino y canela

 

Seguimos defendiendo el uso de productos de temporada en la cocina con esta receta de estofado de ternera con coliflor y aroma de pimentón que hemos encontrado en el blog Comino y Canela. Una receta sencilla, sin muchas complicaciones ni pretensiones pero con un resultado excelente. ¿El secreto? Hay varios, pero muy sencillos:

  1. Compra producto fresco y de calidad (no nos cansamos de repetirlo)
  2. Tapa la cazuela o recipiente donde lo hagas. De no ser así, estarías haciendo un guiso, no un estofado.
  3. Utiliza el tiempo de cocción adecuado para cada ingrediente. Da un poco más de trabajo, pero el resultado es espectacular.

Comprando productos de temporada compras más calidad y nutrientes a su mejor precio. Si no estás seguro de qué ingredientes debes incluir en tu lista de la compra, visita la web Yo soy de temporada. ¡Y no te olvides que la carne de ternera es un producto de continuidad! 😉

Pastel de carne de ternera o cottage pie

Foto: Cuuking!

 

Las recetas que perduran a lo largo de los tiempos suelen ser aquellas que, evidentemente, están ricas y además combinan ingredientes tradicionales fáciles de conseguir con técnicas culinarias sencillas. No hay más secretos, por algo será. Este pastel de carne de ternera o cottage pie es un buen ejemplo de ello. Aunque aquí en España no sea tan, tan popular, es un clásico de la cocina inglesa y, por tanto, exportado a todos los países de la Commonwealth.

¿Quieres saber por qué se llama así? ¿Y seguir la receta llena de entusiasmo de Cuuking!? Pues sigue leyendo, que estamos seguros de que te va a gustar.

Cómo conseguir el roast beef de ternera perfecto

Foto: Directo al Paladar

 

Todos los años la presión de la cena navideña pesa sobre los hombros de la persona que cocina el plato principal. ¿Les gustará? ¿Me saldrá bien? En el caso de hacer un asado, ¿quedará seco? Seguro que todos los comensales se chupan los dedos mientras el cocinillas piensa que no, que no está perfecto… para que este año no te pase, en Directo al Paladar han recopilado todos los secretos para que el roast beef salga perfecto.

Ya sabes que no hay hogar inglés que se precie que no disponga esta deliciosa carne de ternera asada encima de la mesa. Y como nos encanta importar las buenas costumbres, este año nosotros también celebraremos alguna fiesta así, ¿qué te parece?

Bigos, el estofado polaco de carne de ternera

Foto: Patty’s cake

Quizás mayo no sea el mes en el que más nos apetezca cocinar guisos… pero somos de Segovia, aquí seguro que algún día tonto tenemos para justificar que este bigos polaco es nuestra receta del mes.  Puede que esté exagerando un poquito, pero cualquier excusa es buena para disfrutar del bigos que nos enseña Patty’s cake, un guiso de ternera estofada que es el plato nacional de Polonia.

No nos extraña, estos polacos sí que saben. Se dejan de kale y moderneces y lo llaman col (natural o fermentada), añaden cebolla, setas, panceta, tomate, ciruelas pasas y, por supuesto, una buena pieza de carne de ternera para guisar. No nos extraña que, como explica Patricia en su blog, el rey polaco Wladyslaw Jagiello sirviera este guiso de carne en sus cacerías por los bosques de Polonia. ¿Qué, te animas a probarlo y disfrutar a cuerpo de rey? De este mes no pasa. Y el que viene buscaré otra plato de carne de ternera en nuestras #recetasdelmes.

Ragú de ternera

Foto: recetas del Señor, señor

 

Este final de agosto tan lluvioso (¡por fin! Más vale tarde que nunca…) nos recuerda que el otoño está aquí, con sus días más cortos, sus chaquetitas y (¡por fin, por fin!) con sus guisos. Porque después de este calor y sus recetas ligeras, ¿no digáis que no apetece un contundente estofado seguido de una siesta con manta? Inauguremos la temporada, hasta que vuelva a interrumpirla el veranillo de San Miguel, con este delicioso ragú de ternera explicado paso a paso por Sergio en su blog.

¿Que qué es el ragú? Guisar trozos de carne en su propia salsa a baja temperatura durante más tiempo del habitual, consiguiendo así una textura y un sabor realmente sabroso. Como curiosidad, cuenta Sergio que esta receta proviene de la cocina italiana, por lo que es allí donde encontramos los ragús más famosos: la salsa napolitana y la salsa boloñesa, perfectas para acompañar cualquier guiso de pasta. También puede cocinarse como plato principal partiendo los pedazos de carne más grandes y acompañándolo de alguna guarnición ligera. Un ejemplo de este segundo método son la caldereta o el gulash.

Sergio nos enseña hoy a hacer ragú de ternera con tagliatelle. ¡Que aproveche!