Jarrete de ternera estofado

Para sentirse en casa, entendida como hogar, hacen falta muy pocas cosas: una decoración acogedora y, aún más importante, que de vez en cuando nuestra cocina huela como lo hacía la de nuestros padres: a guiso. No es tan dificil, de verdad, ni nos sirve la excusa del tiempo. Tardamos media hora en preparar estos jarretes de ternera estofados  que hemos encontrado en la revista Beef!, y es el horno quien se encarga de lo importante: cocinar y aromatizar nuestro hogar.

 

Ingredientes para 4 raciones:

  • 15 cebollitas en vinagre
  • 4 zanahorias tiernas con las hojas verdes
  • 2 zanahorias amarillas
  • 2 piezas de perejil de raíz
  • 2 tallos de apio
  • 150 gr. de panceta ahumada
  • 4 tajadas gruesas de jarrete de vaca
  • sal marina
  • pimienta recién molida
  • 3 CS de AOVE
  • 2 CS de harina de trigo
  • 250 gr. de champiñones
  • 2 ramitas de tomillo
  • 4 hojas de laurel
  • 3 granos de pimienta de Jamaica
  • 5 bayas de enebro
  • 4 clavos de especia
  • 600 ml de vino tinto
  • 1/2 litro de caldo de vaca
  • 1 CS de tomate concentrado

 

Empezamos precalentando el horno a 200 grados utilizando los fuegos inferiores y superiores. Pelamos las cebollitas en vinagre, lavamos las zanahorias, el perejil de raíz y el apio, cortamos la panceta en lonchas gruesas y lavamos las rodajas de carne en agua fría, las enjuagamos con un paño y las condimentamos con sal y pimienta.

Seguidamente, calentamos las 2 CS de aceite en una cazuela apta para horno y sofreímos en ella la carne y la panceta por todos lados a fuego vivo. Espolvoreamos la carne de manera uniforme con harina y metemos la cazuela destapada en el horno para tostar ligeramente la harina durante 15 minutos. Mientras tanto, cortamos en trozos las zanahorias amarillas, el perejil de raíz y el apio, limpiamos los champiñones y calentamos el resto del aceite en una sartén grande para sofreír en ella las verduras, los champiñones, el tomillo y el laurel dándoles vueltas.

Sacamos la cazuela del horno y repartimos las verduras y las especias ya preparadas alrededor de las rodajas de carne. Batimos el vino tinto, el caldo y el tomate concentrado y vertemos aproximadamente 1/4 de la mezcla en la cazuela para llevarlo a ebullición a fuego vivo. A continuación, tapamos la cazuela y estofamos las tajadas de jarrete en el horno durante dos horas y media o tres hasta que queden tiernas, tiernas. Y poco a poco vamos añadiendo el resto de la mezcla de vino y caldo.

Para terminar, sacamos la carne de la cazuela y la mantenemos caliente, servimos los jarretes de ternera con las verduras, el caldo y buscamos un buen pan y un buen vino para acompañar. ¿Qué más podemos pedir?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *