Solomillo Wellington

Foto: El invitado de invierno

Con un nombre tan marcial, este plato no puede pasar desapercibido. Por eso el solomillo Wellington es el rey de las celebraciones. Como dice El invitado de invierno, donde hemos encontrado esta receta, quizás este plato pueda ser uno de los protagonistas de la comida viejuna navideña de El Comidista, » pero dejaréis a los comensales con la boca abierta. Y luego se la rellenáis con solomillo». Muy fan de esta chica.

Como receta tradicional que es, puedes encontrar otras variaciones del solomillo Wellington en nuestro blog. Y muchas ideas navideñas más.

Carrilleras de ternera a la vainilla

Foto: Tía Alia recetas

Dice Tía Alia que sus recetas son tradicionales, pero con un twist. Aquí la gracia festiva la aporta la vainilla, que marida a la perfección con la textura gelatinosa de unas carrilleras de ternera. Carrilleras de ternera a la vainilla, pues. Ahí es nada.

¿Casquería como plato principal de las fiestas? Por supuesto, que para eso somos de Segovia, gente sin complejos. Además, si presentas la carrillera sobre un parmentier de patata bien bañadas en su propio jugo, la fiesta de sabores tan caramelizados no tendrá nada que envidiar a la bandeja de los turrones que se servirá después.

Solomillo de vaca con verduritas

Foto y receta: Infinite Cooking

Casi todas las tiendas y ciudades ya han encendido su particular feria de las Navidades. Poco a poco las iremos planificando nosotros para que, como pasa todos los años, intentemos que no nos pille el toro. Ya veremos qué pasa, porque las prisas y las compras de última hora son otro clásico de cada Navidad. Para ir abriendo boca, os recordamos la última de nuestras recetas del mes de 2019: solomillo de vaca con verduritas, que ha quedado tan bonito gracias al trabajo de Miguel, de Infinite Cooking. El secreto, además de elegir un solomillo de calidad, es trabajar cada verdura como ésta lo necesita.

Tienes la receta en el link de instagram pero, por si acaso, te la resumimos aquí también.

Ingredientes:

  • 1 medallón de solomillo de vaca (está casi entre la parte del tournedo y chateaubriand)
  • Zanahorias baby
  • Tomate cherry
  • Champiñones
  • Espárragos trigueros
  • Brócoli
  • Cebolla francesa
  • Salsa de soja
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal fina y sal gorda para el solomillo

Al lío:

Como hemos dicho, preparamos cada verdura como ésta necesita:

  • Asar las zanahorias baby junto con la cebolla francesa.
  • En otra bandeja los tomates cherry ya que sueltan agua y no interesa para las zanahorias.
  • Asamos todo durante 30 minutos a 200, añadiendo sal fina y aceite de oliva al gusto.
  • Salteamos el brócoli, los trigueros y los champiñones en sartenes diferentes con aceite de oliva y sal fina. 

Ahora calentamos durante 15/20 minutos la salsa de soja en un cazo, y podemos añadirle un poco de azúcar para que espese y reduzca mejor.

En una plancha añadimos el solomillo previamente salado con sal gorda y untado de aceite de oliva virgen extra. Ojo, atempera la carne y calienta bien, pero muy bien la plancha antes de echarlo.

Emplatamos como en la foto o como gustemos.

Borscht, sopa de remolacha y ternera

Foto y receta: Patty’s cake

Cuando encontramos esta receta borscht, sopa de remolacha y ternera polaca en el blog de Patty’s cake, tuvimos clarísimo que tenía que estar en nuestro calendario. Primero, por rica, sana y nutritiva. Después, porque las fotos son espectaculares y por último, pero no menos importante, porque compartimos al 100% su idea de que la comida nos une. No puede ser de otra manera.

La gastronomía nos une a otras personas, claro está, porque rara vez nos juntamos a celebrar o charlar sin comida por delante, ya sea un guiso, una tapa o un bizcocho con un café. Pero, además, la comida reconcilia con nosotros mismos, porque pocas cosas son más evocadoras que un sabor o un aroma. ¿O por qué eligió Proust una magdalena? No es casual.

Pez de ternera asado con puré de manzana

Foto y receta: Fans del vacuno

Los reyes de la Navidad y la ternera son el lomo y el solomillo. Eso es así. Sin embargo, hay muchas piezas no tan populares (ni tan caras) que pueden solucionarnos una cena o una comida sin quitar protagonismo a la carne. De eso vamos a hablar hoy a través de esta receta de pez de ternera asado con puré de manzana de Fans del vacuno.

Esta receta aprovecha que el pez es una pieza sin apenas nervios y grasa, que queda muy tierna, con la calidez del acompañamiento del puré de manzana y las setas. O no me digas que no te imaginas en casa, con la chimenea puesta, unos copitos de nieve en la ventana y esta receta presidiendo la mesa en Nochebuena… todo muy bucólico e invernal. Eso sí, si tu realidad es la del común de los mortales, hay un jaleo enorme en casa con tanta familia y la chimenea calienta por su ausencia… este plato de pez de ternera asado con puré de manzana lo arreglará todo. A disfrutar.

Galletas crujientes de ternera

Foto y receta: Revista Beef!

Todos los años decimos lo mismo, «esta vez no me voy a complicar la vida. Carne, ensalada y punto». Pero no, siempre nos gusta dar un toque especial a nuestra mesa. De otra forma, no sería Navidad. Eso sí, una cosa que no puede variar nunca es el buen producto, así que corre a ver a tu carnicero de confianza y pide una buena pieza de carne de la paletilla o el cuello para preparar estas espectaculares gallegas crujientes de ternera que hemos encontrado en la revista Beef!. Si, galletas navideñas de ternera. Hasta ahora has leído bien. Sigue haciéndolo para que sepas cómo se preparan:

Ingredientes (para 4 personas)

  • 1 cc* de comino
  • 1 hoja de laurel
  • 2 piezas de anís estrellado
  • la piel de un limón
  • sal marina
  • un poco de vinagre de vino tinto
  • 150 gr de tentáculos de pulpo listos para cocinar
  • 150 gr de gambas peladas
  • 40 gr de jengibre fresco
  • 2 dientes de ajo
  • 1 cebolla
  • 1 chile
  • 1 ramillete de cilantro fresco
  • 450 gr de carne de ternera magra, limpia de grasa y tendones (de la paletilla o el cuello)
  • 1 huevo
  • 30 gr de naranja confitada
  • 30 gr de limón confitado cortado en dados finos
  • aceite de oliva para engrasar los moldes y freír

*CC (Cucharilla de café)/ CS (cuchara sopera)

Tiempo de preparación: 30 minutos aprox (más 50 minutos de cocción)

Con las manos en la masa:

Prepara una cazuela con un litro y medio de agua, el comino, la hoja de laurel, el anís estrellado y la piel del limón. Llévalo a ebullición y condimenta con sal marina y vinagre. Lava los tentáculos de pulpo, ponlos en el caldo, llévalos a ebullición y baja el fuego. Cuécelos unos 50 minutos y déjalos enfriar.

Aparta 5 trozos de pulpo y 3 gambas y corta el resto en dados finos. Pela el jengibre, el ajo y la cebolla y córtalo en dados finos. Limpia el chile, pícalo finito y añade el cilantro.

Corta la carne bien fría en tiras finas y pásala por el disco intermedio de la picadora de carne. Añade a la masa de carne picada el huevo, el pulpo cortado en dados finos, las gambas, el jengibre, el ajo, la cebolla, el chile, la narajan y el limón confitados y el cilantro, mézclalo bien todos los ingredientes y echa la sal.

Con ayuda de un pincel, unta el interior de los moldes de metal con aceite y colócalos sobre papel de horno. Rellénalos con la carne picada y presiona un poco, para que quede bien consistente.

Cubre ahora las galletas de carne picada con el resto de las gambas, que se pueden cortar por la mitad a lo largo, o con trozos de pulpo. Aprietalo bien sobre la masa. Ahora viene la parte más mañosa: calienta aceite en una sartén y fríe poco a poco las galletas en los moldes de metal por ambos lados a fuego bajo hasta que queden crujientes. Quita los moldes y sírvelas calientes o frías, como prefieras.

Solomillo Wellington de ternera con espárragos y foie

Foto: Lecturas

 

¿Qué el solomillo Wellington sólo se cocina en Navidad? ¿Qué tontería es esta? ¿Por qué no celebrar cualquier fecha con una receta tan especial? Así podemos ensayar para no arriesgarnos en la cena de Nochebuena del año que viene. Además, si lo acompañamos de unos buenos espárragos, que ahora están de temporada, sólo podemos cosechar alabanzas. Para ahorraos el trabajo de buscar por la red, os dejamos esta rica receta de solomillo Wellington con espárragos que hemos encontrado en la revista Lecturas.

Pincho de carrillera de ternera

Foto: Infinite Cooking (Miguel Fontán)

Olvidémonos de la cuesta de enero y de las dietas. Enero es el mes de estrenar año, los regalos de los Reyes Magos y, por qué no, las recetas que hayan triunfado estas fiestas. Por eso elegimos esta receta de pincho de carrillera de ternera cedida por Miguel Fontán, conocido en Instagram como Infinite Cooking, para estrenar nuestro calendario de recetas 2019,  un calendario con protagonizado por un buen propósito: que no nos olvidemos que hay que celebrar nuestros pequeños logros cada día, no sólo en Navidad.

Celebremos ese trabajo que nos ha salido bien, cumpleaños, aniversarios y que hemos terminado con algo que no era para nosotros.  Lo que sea, pero celebremos durante todo 2019 que lo importante, sigue siendo lo importante. ¿Y cómo lo haremos nosotros? Reuniéndonos con nuestra familia y amigos alrededor de una mesa protagonizada por la carne de vacuno, regada con buen vino y finalizada con un gran postre.

En cuanto termine el empacho navideño, así lo haremos. Este mes empezaremos pues con esta receta de pincho de carrillera de ternera. El mes que viene, compartiremos el siguiente plato en este blog para volver a daros una excusa para cocinar, juntarse y celebrar.

Pincho de carrillera de ternera

Ingredientes:

  • 1 carrillera de vacuno
  • 1 cebolla
  • 2 zanahorias
  • 1 puerro
  • 0’25 L de vino tinto
  • 1 chorrito de brandy
  • Pimienta negra molida
  • Sal gorda
  • Caldo de carne
  • Aceite de oliva virgen extra
  • 125 ml de aceite de girasol
  • Zumo de un limón
  • 1 diente de ajo
  • Sal fina
  • 1 huevo
  • Harina, huevo, pan rallado
  • Cebollino fresco
  • Aceite de oliva 0’4

Instrucciones

1. Limpiamos la carrillera y con los despojos haremos el caldo. Los doramos bien y añadimos agua. Cocemos 40 minutos a fuego medio.
2. En aceite de oliva, sellamos la carrillera y reservamos. Rehogamos en el mismo aceite las verduras en mirepoix, añadimos al carrillera y el brandy. Dejamos reducir, añadimos vino tinto y el caldo (un cazo aproximadamente), previamente colado, hasta cubrir la carrillera.
3. Añadimos sal y pimienta y dejamos cocer a fuego bajo durante 3/4 horas, hasta que estén tiernas.
4. Trituramos y colamos la salsa. Reservamos. Deshilachamos la carrillera y la distribuímos en moldes rectangulares, enfriamos y llevamos a nevera; la propia grasa de la carrillera hará que coagule.
5. En un vaso de batidora añadimos el huevo y el aceite, batimos sin despegar la batidora al suelo hasta que ligue. Añadimos el zumo de limón, el ajo y la sal. Reservamos en un biberón.
6. Rebozamos la carne en harina, huevo y pan rallado. Freímos en aceite de oliva abundante hasta que dore ligeramente.
7. Añadimos la salsa, luego la carne frita y la mahonesa encima. Cortamos el cebollino transversalmente a la mitad y luego cortamos otra vez esa mitad, y lo añadimos encima.

Ternera al chocolate

Foto: Julia y sus recetas

 

¿Ternera al chocolate? Olvídate de prejuicios y sigue leyendo, que no estamos hablando de un trozo de filete acompañado de una onza de chocolate. En su blog, Julia nos explica como guisar carne de ternera y darle un cálido toque de chocolate que, aunque no te lo creas, marida a la perfección con la contundencia de la salsa. ¿No te pica la curiosidad? A mi sí, desde luego. Además, ¿cómo olerá la cocina? Seguro que abre el apetito…  ¡ya nos contarás!

Solomillo de ternera en hojaldre

Foto: Hogarmanía

 

¿Ha pasado un año más y no te has atrevido a preparar un solomillo Wellington? Que sea la última vez. Aprovecha la cena de Reyes para ensayar (y abrir boca) para el año que viene con estos solomillos de ternera en hojaldre que Karlos Arguiñano nos enseña a preparar en el vídeo que recoge Hogarmanía. En esta ocasión, en lugar de hojaldrar y asar toda la pieza de solomillo, cortamos raciones individuales (o del tamaño que tú quieras) que son más fáciles de preparar.

Seguro que hasta los más reticentes caerán rendidos ante esta deliciosa mezcla de sabores y texturas. El año que viene no falla.