Canelón de remolacha y tartar de ternera

Foto: Gastronosfera

Esta receta de temporada es de las de nota: canelón de remolacha y tartar de ternera. No en vano, la presenta Vicenç Fajardo, chef y propietario del Hotel Restaurant La Plaça, de Girona, y la recoge la web Gastronosfera. Saben de lo que se hablan.

No se me ocurre mejor receta si tienes que impresionar a alguien o te apetece trabajarte un homenaje porque sí, es un pelín complicada, pero el resultado merece la pena. Así que nos callamos ya para que corras a visitar a tu carnicero de confianza y le pongas los dientes largos con la cena que vas a preparar este fin de semana. Querrá que le invites, seguro.

Brochetas de solomillo de ternera con curry y salsa de albaricoque

Foto: Consumer

La receta de temporada de esta semana no puede serlo más tanto en continente como en contenido, en forma y fondo. Porque, al igual que las bicicletas, las brochetas y los albaricoques son para el verano, y eso es precisamente lo que os proponemos hoy: brochetas de solomillo de ternera con curry y salsa de albaricoques (todo ello según lo preparan en Consumer, la web de Eroski.

Una refrescante mezcla de dulce y salado en el formato preferido de las parrillas y barbacoas. Además, el solomillo de ternera es una carne poco grasa, rica en proteínas de alto valor biológico, vitaminas del grupo B y minerales como el hierro. Las hortalizas nos dan sus propiedades y un poquito de textura, y las frutas ofrecen ese toque de dulzor.

Una receta que nos encantará preparar en esas barbacoas veraniegas, ahora que el calor y la temporada nos regalan las noches más largas del año. Y, como parece que van a ser bastantes, te recordamos aquí más recetas de verano con carne de ternera.

Endivias rellenas de ternera y queso azul

Foto: El restaurante de casa

 

Seguimos con nuestras recetas de temporada estrenando el mes de mayo con las endivias, el soporte perfecto para la carne de ternera en esta receta de endivias rellenas de ternera y queso azul que hemos encontrado en el blog El Restaurante de casa. Por cierto, muy buen nombre y concepto ¿por qué no comer cada día como si lo hiciéramos fuera? No hay más que poner un poco de ganas y algo de organización, claro está.

La receta de temporada del mes de mayo, además de barata es super sencilla y está pensada para esas cenas de buen tiempo, cuando las horas de luz hacen que lleguemos un  poco más tarde a casa y el inicio del calor nos obliga a calentar la cocina durante poco tiempo.

¿Qué te parece esta receta de endivias rellenas de ternera y queso azul?

Guiso de ternera con alcachofa

Foto: El Aderezo

 

Ya sabéis que la carne de ternera se consume todo el año, pero si queremos conseguir el máximo de nutrientes al mejor precio, lo ideal es comprar producto de temporada, especialmente en frutas, verduras y pescados. La página web Soy de temporada lo explica muy clarito, y nosotros nos dejamos guiar por ella para presentaros esta receta de guiso de ternera con alcachofa de El Aderezo.

Como siempre, una buena forma de sacar el mejor partido a las partes menos nobles de la ternera (que no por ello menos nutritivas) y acompañarlas de verduras cocinadas a fuego lento estos últimos días de buen tiempo antes de que lleguen los calores del verano.

¿Qué te parece la combinación de ternera y alcachofa? En mi opinión, sólo le hace falta agua o vino y una buena hogaza de pan, de las de verdad, de las de miga pesada para mojar bien esa salsa.

Si no te hemos convencido, que no creo, aquí tienes más opciones de recetas de ternera con producto de temporada.

Estofado de ternera con naranja

Foto: Las cosas de May

 

Otra receta de temporada: el estofado de ternera a la naranja de Las cosas de May. ¿Naranja en un guiso? Por supuesto, aporta un toque ligero a la rotundidad de la carne de ternera, acompañando a la zanahoria y la cebolla que dan cuerpo a la salsa. Mmmm… una receta perfecta para estos días primaverales en los que tan pronto llueve como sale el sol.

Ensalada de quinoa con ternera y aguacate

Foto: Directo al Paladar

 

Parece que la quinoa, el aguacate y otros super-alimentos son exclusivos de dietas raras y platos ‘instagrameables’. Pues no, nada es tan moderno ni tan viejuno para que no podamos mezclarlo sin complejos en una ensalada deliciosa. Como muestra, esta ensalada de quinoa, ternera y aguacate encontrada en Directo al Paladar, un plato sencillo, rico y muy cómodo, porque es perfecto para cocinarlo cuando no hay mucho tiempo o para organizarse y dejarlo casi listo para otro día.

Además, nos permite dar un poco de alegría a esas ensaladas, tan recurrentes en cuanto llega el buen tiempo y que, si no le damos una vuelta, pueden resultar un poco aburridas. Además, si combinamos bien las proporciones, tenemos una cena completa dentro de un único plato. Eso sí, aprovecha ahora que es temporada de aguacates.

Por si te quedas sin ideas, aquí tienes algún ejemplo más.

Seguimos aprendiendo

Quince días en casa y, de momento, buscando cómo afrontar otras dos semanas más. Pasemos a la acción, hemos decidido entender nuestra casa como nuestro refugio, no es una prisión. Queremos abrir bien los ojos y las orejas para estar atentos a todo lo que esta situación nos está obligando a vivir. El resto del tiempo, seguimos trabajando para que no falte carne de ternera en la mesa de nadie así que, como veis, no nos vamos a aburrir. Mañana, ya veremos

Como tampoco somos tan sabios, hemos recopilado algunas reflexiones por aquí. Seguro que faltan evidencias que no hemos visto, ¿nos ayudas? Pues empezamos, y si…

  1. Entendemos que juntos somos más. Quiero pensar que la conciencia social adquirida estos quince días no se nos va a olvidar dos semanas después del día 1 del resto de nuestra vida. No pueden dejar de escucharse los aplausos a los colectivos públicos que nos cuidan y velan por nuestra seguridad, así como a los que nos alimentan. Pero espero que no se queden en los balcones, si no que se traduzcan en iniciativas, respeto y elecciones.
  2. Busco información. Imprescindible para mantener la cabeza, y el corazón frío. Los datos son estremecedores, terribles, pero hay muchas y diferentes formas de contarlos y contextualizados. El sensacionalismo, como siempre, no ayuda nada.
  3. Doy a las Marías su importancia… Literatura, música, plástica y educación física. Si no tenías libros, discos y hábitos deportivos en casa, internet se ha llenado de profesionales dispuestos a compartir su arte. Sí, eso que antes nos parecía superficial, aporta ahora un poco de color a cada día. Y a nuestra salud física y mental.
  4. Escucho la naturaleza. Abre la ventana. De nada.
  5. Limpio. Con lejía, con cuidado, con jabón y con mimo. Seguro que nunca te has lavado tanto las manos. Bien, es la principal medida de protección. Pero voy a intentar limpiar también todo lo que sobra, que seguro que es más (y más inesperado) de lo que creo. Algunas de las prioridades de hace quince días hoy nos suenan a chiste. Y, sobre todo, poco a poco me voy dando cuenta de que voces, realmente, quiero escuchar.
  6. Insistimos, a comer bien. No nos cansaremos de repetirlo, que para eso estamos: compra local y de temporada, planifica tu menú y tu compra, y prioriza los alimentos sanos y ricos buscando nuevas recetas que hagan que te apetezca cocinar. Es posible, de verdad.
  7. Aprendo. Sin presión, no voy a añadir más agobios a una situación ya de por si estresante. ¿Cómo lo ves? Seguro que si busca por ahí encuentras una afición que va hacer que salgas un poco de esta espiral. Dibujo, escritura, deporte, diseño o cocina, yo qué sé. Hay muchas plataformas que te ofrecen esa oportunidad.
  8. Aporta o aparta. Sin más, si no traes soluciones o alegría…hasta luego.

Ideas para comer rico y bien en cuarentena

Comer es uno de los placeres que podemos disfrutar en casa. En este momento, vivir con un cocinillas está tan valorado como tener jardín (no sé si perro). El resto de los mortales podemos acercarnos a la ventana cuando salga un rayo de sol o, quizás más fácil, aprender a cocinar. Cada uno a su nivel, sin prisas, que no es momento de meternos más presión, creo yo.

Además, que no se nos olvide, el objetivo de todo esto es cuidarse para cuidarnos. Estamos en casa para protegernos y proteger para, en definitiva, mantenernos sanos. Y la nutrición es un aspecto fundamental para conseguirlo.

  1. Come rico y come bien. Si te gusta cocinar, ya sabes de lo que hablamos. Si no es así, no te queda más remedio que hacerlo, al menos, tres veces al día, por lo que va a ser mejor que encuentres la gracia del asunto. Si tienes tiempo, abre un vinito (una copa, no te emociones), pon música y fíjate bien en lo que vas a cocinar, cómo aliñarlo y sazonarlo o cómo la técnica de cocina cambia los sabores. Cocina alimentos que te gusten, eso te va a hacer sentir bien. Prioriza los más sanos, esto te va a hacer estar bien.
  2. Vas a picotear, asúmelo. Tienes más tiempo, estás en casa y la nevera es una distracción importante. ¿Qué hacer? Saca las guarrerías de casa y llena los estantes de picoteos un poco más sanos.
  3. Planifica, planifica y planifica. Importante: baja a comprar con la lista de la compra bien hecha (y protégete). Para ello, habrás tenido que planificar tu menú para, al menos, una semana. Puede sonar un poco agobiante, pero tener el menú controlado va a hacer que sientas que, al menos, controlas algo.
    Además, con internet a tu disposición, tienes miles de ideas, menús, recetas… es el momento de aprender qué alimentos son de temporada, cómo cocinarlos o buscar nuevas técnicas. Quizás no hagas guisos a baja temperatura porque nunca pasas mucho tiempo en casa, ¿por qué no estrenarte ahora?
  4. Actividad física. Sabes que vas a pasar más tiempo sentado. Si tienes un trabajo que implica actividad física o hacías mucho deporte, toca adecuar tu dieta a la nueva situación. ¿Cómo? Buscando recetas más ligeras, evitando fritos y adaptando cantidades, principalmente. Pero deja los experimentos para otras ocasiones, no es el momento de suprimir alimentos sanos o grupos de nutrientes por tu cuenta. Necesitas vitaminas, las proteínas son indispensables para tu masa muscular y la fibra , ¡ay la fibra! Ahora que nos movemos menos, no podemos echarla de menos.
  5. Come y bebe, claro está. Agua, agua, mucho agua. Infusiones, también. Y ojo con el café, no creo que necesitemos estar más nerviosos, y con el alcohol. Que estamos de cuarentena, no en Gandía Shore.

Estas son algunas de las ideas que, de momento, nos están funcionando, ¿cómo lo lleváis vosotros?

Cuidaros muchos, comer bien, y a mantenerse sanos.

Rollitos de ternera con espárragos y mozzarella

rollitos de ternera con espárragos y mozzarrella
Foto y receta: Revista Lecturas

El orden de los factores no altera el resultado: la carne de ternera como contenido y como continente. Igualmente delicioso, ¿o no? Prueba a ver con estos rollitos de ternera con espárragos y mozzarella que hemos encontrado en la Revista Lecturas mientras buscábamos una receta con espárragos, que para eso están de temporada.

Ya sabéis, no nos cansamos de repetir el secreto para evitar el despilfarro alimentario y reducir la famosa huella de carbono con poco esfuerzo:compra local y de temporada. Además es más rico, más sano y más económico. Para echarte una mano, te dejamos otras recetas de temporada. Y, ya que estamos, más recetas con espárragos y algunas recetas con rollitos de ternera. Estamos que lo tiramos, ¿eh?

Lasaña de espinacas y carne de ternera con tomate

Foto y receta: Sergio Fernández

Cuando no sé muy bien cómo planificar las comidas de la semana (sí, a mi me gusta eso de plantear todas las comidas/cenas de la semana para intentar ahorrar tiempo) abro soydetemporada.com y después cookpad. Hoy sólo me ha hecho falta abrir la primera, porque cuando he recordado que estamos en temporada de espinacas, he echado mano a una receta de Sergio Fernández en Canal Cocina que tenía por ahí guardada: lasaña de espinacas y carne de ternera con tomate.

Para mí, la lasaña la debió de inventar un antepasado de Armani. Porque pocos platos hay tan básicos, perfectos y elegantes. De verdad. Bien hecha, como toda la pasta, es una delicia. Admite todo tipo de complementos y nutrientes, y no se cansa uno de comerlo todos los días. Se puede congelar y, cuando vuelves a sacarla, por ella no ha pasado el tiempo. Vamos, un must have, jeje.

Y como nos encanta, aquí tienes alguna idea más.